En este momento estás viendo Memphis Grizzlies 21/22

Memphis Grizzlies 21/22

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:NBA
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:26 minutos de lectura

La juventud al poder. Un equipo con hambre bajo la batuta del mago Morant

Memphis será siempre una franquicia que contará con el cariño de todos los españoles. Allí se hicieron grandes en la NBA Pau Gasol y Marc Gasol, saliendo de la ciudad de Tennessee para ganar un anillo. También debutó en la NBA otra leyenda como Juan Carlos Navarro. Incluso a día de hoy, no solo son un equipo que enamora por su juego, sino que cuentan con Santi Aldama en sus filas.

Y es que los Grizzlies son una franquicia relativamente joven. Iniciaron su andadura en Vancouver, Canadá, allá por el año 1995, junto a los Toronto Raptors, en una maniobra de la NBA para ampliar la liga al país vecino. Tras un Draft de expansión, llegaron varios años de elecciones altas en el Draft: Bryant Reeves, Shareef Abdur-Rahim, Antonio Daniels, Mike Bibby, Stromile Swift … sin embargo, el equipo rara vez salía del farolillo rojo de la tabla. La afición no acompañaba y su propietario, también poseedor del equipo de hockey de la ciudad, comenzó a perder dinero, terminando por vender al equipo a Michael Heisley, que trasladó la franquicia a Memphis ya en suelo estadounidense.

Aquí se inició para muchos la verdadera historia de la franquicia, y aquí en España, un nuevo boom de la NBA con la llegada al equipo de Tennessee de Pau Gasol, en un intercambio con Atlanta en el que se marchó Shareef Abdur-Rahim. También se marchó Mike Bibby a Sacramento a cambio de Jason Williams, y el solvente Shane Battier llegaba vía Draft. Al año siguiente, Mike Miller junto a la incorporación de James Posey. Estos últimos cambios, de la mano de Jerry West desde los despachos. El equipo tardó en carburar (bajo mi punto de vista, tuvo entrenadores bastante mediocres) y no lo hizo hasta la llegada del veteranísimo Hubbie Brown, quien consiguiese en meter al equipo por primera vez en su historia en Playoffs.

Memphis ha formado una auténtica piña con un elenco de jugadores jóvenes y con hambre

Sin embargo, parecía que el techo del proyecto era ser vapuleado en 1ª Ronda por 4-0. La llegada de Mike Fratello al banquillo mejoraba la defensa, pero en 2006, Pau Gasol se lesionó de gravedad con España en el famoso Mundial de Japón donde fue MVP, y la franquicia entró en barrena, lo que les permitió elegir a Mike Conley en el Draft de 2007 sin obtener mejores resultados. Con la salida de Pau Gasol a los Lakers en 2008, se puso fin a una era. Curiosamente en este intercambio llegaban a la franquicia los derechos de su hermano Marc Gasol, quien a la postre se convertiría en su nueva estrella. Pasaron 3 años siendo TOP 5 peores equipos de la NBA, con malas elecciones en el Draft.

Pero en 2011, volvieron a entrar como 8º equipo en Playoffs, y en 1ª Ronda batieron a los campeones de la temporada anterior, nada más y nada menos que los San Antonio Spurs. La percepción que tenía la NBA de Memphis había cambiado. Aquel equipo formado por Marc Gasol, Mike Conley y Zach Randolph entre otros comenzaba a hacer historia para la franquicia, estableciendo el récord de victorias en 2013 con 56, año en el que fueron vapuleados por San Antonio 4-0 en las Finales de Conferencia. Aún así, es su mejor resultado hasta la fecha, con Marc Gasol superando incluso a su hermano Pau, siendo premiado con el mejor defensor de la NBA y formando parte incluso del mejor quinteto de la liga ese año.

El equipo siguió dando la cara en una complicada Conferencia Oeste donde reinaban los Golden State Warriors. La reconstrucción actual se inició en 2018 con la llegada de Jaren Jackson Jr. con el pick 4 del Draft, y continuó con Ja Morant con el pick 2 del Draft siguiente. Y es que Memphis no ha tenido para nada mal ojo eligiendo y buscando traspasos en la misma noche del Draft por jugadores jóvenes que ahora mismo son santo y seña del equipo como Dillon Brooks (pick 45 en 2017 de Houston), Desmond Bane (pick 30 en 2020 de Boston) o Brandon Clarke (pick 21 en 2019 de OKC), e incluso firmando jugadores sin draftear como John Konchar (2020). Otros como Culver, Melton o Adams han llevado vía traspaso. Una gestión magistral que les ha convertido en uno de los equipos de moda en la NBA, con un roster muy joven y con hambre.

Roster

El roster de Memphis Grizzlies rebosa juventud y talento. Un equipo formado en apenas 4 años, que ha conseguido comportarse como una piña donde muchos jugadores suman.

Obviamente los líderes del equipo deben ser Ja Morant y Jaren Jackson Jr. Junto a ellos, jugadores como Desmond Bane o Dillon Brooks son piezas importante en el proyecto. Un equipo forjado a fuego lento en torno a la figura de Taylor Jenkins, su entrenador. Han crecido todos juntos como franquicia, lo que les hace algo más que una simple mezcla de jugadores jóvenes.

La incorporación de Steven Adams el pasado curso en un intercambio con Jonas Valanciunas les dio la defensa que necesitaban. En general, han ido incorporando jugadores en todos estos años que han dotado a la franquicia de una profundidad interesante.

PG – Ja Morant – #12
G – Desmond Bane – #22
GF – Dillon Brooks – #24
GF – Jarrett Culver – #23
FC – Jarren Jackson Jr. – #13
C – Steven Adams – #4
PG – Tyus Jones – #21
G – De’Anthony Melton – #0
GF – Yves Pons – #5
F – Kyle Anderson – #1
FC – Killian Tillie – #35
FC – Xavier Tillman – #2
G – Tyrell Terry – #3
G – John Konchar – #46
GF – Zaire Williams – #8
F – Brandon Clarke – #15
FC – Santi Aldama – #7

El banquillo

Taylor Jenkins

A sus 37 años Taylor Jenkins es uno de los entrenadores más jóvenes de la NBA, pero no por ello menos cualificado. Se formó en la inagotable cantera de discípulos de Gregg Popovich en San Antonio, donde llegó con tan solo 22 años. Allí comenzó como «el chico de los videos cortos», haciendo análisis de jugadores para el Draft de 2006. Su buen trabajo con asistentes de Pops que a la postre se convirtieron en GM de la NBA como Sam Presti, Dell Demps o Rob Henningham comenzó a hacerle un nombre dentro del mundo del scouting.

Su primera temporada como entrenador principal llegó en 2012, donde Quin Snyder, actual coach de los Jazz, entrenaba por aquel entonces a los Austin Toros de la GLeague. Confió en él como su mano derecha, y ese mismo curso terminó siendo entrenador jefe del equipo tras la marcha de Quin a Philadelphia como entrenador ayudante. De allí salió rumbo a Atlanta Hawks, siendo entrenador ayudante de Mike Budenholzer en aquellos maravillosos años de la franquicia de Georgia, que disputaba Playoffs y colocaba varios jugadores en el All Star cada temporada. En 2018 su camino siguió al de su entrenador jefe, que le quiso a su lado en los Milwaukee Bucks, en una temporada donde alcanzaron las 60 victorias y fueron cabezas de serie en la Conferencia Este.

Taylor Jenkins ha crecido como entrenador a la vez que lo han hecho sus jugadores

En 2019, Robert Pera le trajo a Memphis, una apuesta arriesgada para el aficionado de a pie, pero segura para el conocedor del mundo NBA. Su talante en la gestión de grupos se aprecia tanto en el vestuario como en su cuerpo técnico, donde todos tienen voz, con ayudantes de diferentes países y estilos. Ha conseguido formar un grupo espectacular desde su llegada, y su mensaje ha calado hondo, convirtiendo a los Grizzlies no solo en uno de los equipos que más apetece ver, sino también en una franquicia puntera en la Conferencia Oeste.

La estrella

Ja Morant

Personalmente tengo que decir que Ja Morant es el jugador que más me apetece ver en la NBA actual. Eléctrico, explosivo, veloz, con la sonrisa del jugón en su cara. Y es que este base de físico liviano y escurridizo se ha convertido en una de las estrellas de la NBA en apenas 2 temporadas y media. Al terminar el instituto, Ja Morant no estaba en la órbita de ninguna gran Universidad. Probó suerte en diferentes campamentos de verano, y la casualidad llevó a que un asistente de la pequeña Murray State le viese jugar en un 3 vs. 3 y quedase prendado de su juego. Le ofrecieron una beca, y no se arrepintieron: en su 2ª temporada NCAA promedió 24,5 puntos y 10 asistencias, siendo elegido con el pick 2 del Draft de 2019, solo por detrás de la mega estrella Zion Williamson.

Ja Morant es la estrella y líder de estos nuevos Grizzlies que enamoran en la NBA

Su rendimiento NBA fue inmediato. En sus 2 primeras temporadas, coqueteando con la 20 de puntos y superando las 7 asistencias, números que crecieron el pasado curso en Playoffs, donde superó los 30 puntos por encuentro. Con un juego rápido, vistoso, y siendo capaz de asumir las bolas calientes. Este curso su juego ha alcanzado otro nivel. Con tan solo 22 años, promedia casi 28 puntos por encuentro, liderando a una de las mejores franquicias del Oeste y llegando a sonar su nombre en la carrera por el MVP de la temporada. Viéndole jugar es imposible no echar la vista atrás y pensar en el Derrick Rose que llegó a la liga en Chicago, estallando también en su 3er año siendo nombrado como el MVP más joven de la NBA. Debe mejorar su lanzamiento exterior, pero todo se andará. Disfrutemos con su juego.

Los escuderos

Jaren Jackson Jr.

El espigado jugador de New Jersey fue seguramente la primera piedra angular del actual proyecto de Memphis Grizzlies. Elegido con el pick 4 del Draft de 2018, siempre se le intuyó un gran potencial. Un físico atlético no exento de fundamentos que encajaba perfectamente en la NBA moderna. Sin embargo, nunca fue un jugador de grandes números. No destacó mucho en HighSchool, y en NCAA se convirtió en el especialista defensivo para los Spartans de Michigan State, promediando más de 3 tapones por encuentro junto a 11 puntos y 6 rebotes. No necesitaba prodigarse en ataque en un equipo compacto donde Miles Bridges era la estrella. Sin embargo, daba muestras de tener mucha calidad, destacando su capacidad para correr la pista, manejarse en el pick & roll e incluso en el pop, promediando casi un 40% en T3.

A Jaren Jackson Jr. le ha costado arrancar pero al fin ha encontrado su lugar en Memphis

Desde su llegada a la NBA ha contado con el puesto de 4 titular del equipo. Mejoró sus números de la universidad en anotación, pero no así en rebotes, algo que siempre se le ha achacado. Un gran taponador en acciones rápidas, pero con bastante alergia a la hora de pegarse en la pintura. En la burbuja de Orlando sufrió un desgarro de menisco en su rodilla izquierda que frenó en seco su progresión, volviendo a las pistas un año después, para el tramo final de la temporada pasada y los Playoffs, llegando muy justo de forma. Esta temporada sigue siendo irregular, empeorando su lanzamiento de larga distancia, aunque atrás parece haber mejorado. Tampoco debe destacar en exceso, forma parte del gran engranaje de estos Grizzlies, que le tienen fe ciega: le han dado más de 100 millones de dólares para los próximos 4 años.

Dillon Brooks

El canadiense es una de esas grandes adquisiciones de la secretaría técnica de Memphis en la noche del Draft. Elegido por Houston con el pick 45 en 2017, fue traspasado ipso facto a los Grizzlies. Referente con la selección de Canadá y con los Oregon Ducks en NCAA, donde permaneció 3 temporadas siendo uno de los mejores jugadores de la Pacific-12 y entrando en el 2º equipo All-American en 2017. Llegó a Memphis en plena reconstrucción y pese a ser una 2ª ronda de Draft, se ganó el puesto como titular en su primera temporada en una franquicia donde permanecían Mike Conley y Marc Gasol.

Dillon Brooks es un metepuntos de profesión que es capaz de aparecer en momentos calientes

Sin embargo, una lesión en Enero 2019 frenó en seco su 2º año en la NBA, haciendo que disputase tan solo 18 partidos ese curso, con un rol más secundario en la plantilla, viéndose superado en la rotación por jugadores como Garrett Temple o Justin Holiday. Sin embargo, en 2019 con la llegada de Ja Morant y Taylor Jenkins al banquillo, recuperó la titularidad y explotó como jugador. Ahora Dillon Brooks recuerda a ese gran anotador que vimos en Oregon, promediando más de 16 y 17 puntos por partido estas 2 últimas temporadas, explotando en Playoffs con casi 26 puntos por encuentro en su eliminatoria ante Utah Jazz. Una lesión en su mano izquierda le privó de iniciar este curso, pero tras su vuelta ha vuelto a demostrar su gran nivel: fuerte, potente, con buena mecánica y muñeca para anotar desde todas las posiciones.

Factor X

Desmond Bane

Otro de los grandes aciertos de los despachos de Memphis. Formado en la Texas Christian University completó sus 4 años de estudios con una progresión pausada pero constante, terminando su año senior con 16,6 puntos y un promedio del 44,2% en triples. Y es que si algo tiene Desmond Bane es haber demostrado ser un gran tirador. Elegido con el pick 30 del Draft de 2020 por Houston Rockets, los Grizzlies estuvieron rápidos para traerle a la franquicia. Era el primer jugador de su universidad en ser elegido en 1ª Ronda de Draft desde Kurt Thomas en 1995.

Para muchos analistas Desmond Bane es candidato serio a jugador más mejorado (MIP) del año

No se esperaba una irrupción importante del jugador en su llegada a la NBA. Sin embargo, su preparado físico unido a su gran muñeca sorprendió a muchos. Personalmente, sus músculos me recuerdan a los de Corey Maggette. 9,2 puntos y un 43,2% en T3 en su temporada rookie saliendo desde el banquillo, lo que le valió para formar parte del 2º mejor quinteto de novatos de la NBA el curso pasado. Esta temporada, su juego ha tomado otro nivel, aprovechando muy bien la lesión de Dillon Brooks de inicio de temporada, se hizo con el puesto de titular, duplicando sus prestaciones hasta los 18 puntos de media y manteniendo unos buenísimos % de tiro. Para mi, candidato firme a ser el Most Improved Player de este curso.

El fondo de armario

Si algo han conseguido estos Memphis Grizzlies es, temporada tras temporada, ir mejorando el equipo en todas sus posiciones. Sin grandes alardes y principalmente con jugadores jóvenes, han formado una gran familia en la que los secundarios se antojan muy importantes.

Es obvio que Ja Morant es el líder y lugarteniente del equipo desde el puesto de playmaker, pero Tyus Jones puede dar un recambio de garantías en los partidos. Un ex de Duke que ya demostró en Minnesota su rapidez y capacidad de pase.

En la línea exterior, De’Anthony Melton es un seguro. Un jugador que demostró ser muy completo en NCAA con USC, capaz de aportar en todas las facetas del juego, pero también se vio envuelto en problemas extradeportivos. Perfecto para actuar desde el banquillo, además ha demostrado mejorar mucho en su lanzamiento exterior.

John Konchar es otro jugador que se sacaron en Memphis de la manga. 4 temporadas en Purdue Fort Wayne promediando 15,5 puntos, 8,6 rebotes, 4,2 asistencias y 2 robos de balón en su año senior. No fue drafteado en 2019, y ahí fue cuando llegó al equipo, a caballo entre el NBA y el afiliado en GLeague. Cocción a fuego lento para un jugador que aporta una gran suspensión y lanzamiento exterior cuando se le requiere.

Zaire Williams es otro de esos prospects. Pick 10 del último Draft por New Orleans, pero llegado ipso facto a los Grizzlies. El ex de Stanford es un 2-3 de 2,06 metros al que se le presupone un gran potencial. En un puesto similar está Jarrett Culver, pick 6 del Draft de 2019 elegido por Phoenix pero traspasado inmediatamente a Minnesota, donde quizás ha decepcionado estas 2 temporadas tras venir de ser una gran estrella en Texas Tech. Otro de los jóvenes a seguir en el equipo de los Grizzlies.

También está en plantilla Kyle Anderson, ex de San Antonio, ya está asentado totalmente en el equipo, cumpliendo su 4ª temporada. Ya demostró ser un todoterreno en UCLA, con un IQ excepcional, pero carente de un físico potente. Una cosa suple a la otra y ahora mismo es pieza clave en el equipo.

Desde la llegada de Steven Adams el equipo ha ganado mucho en defensa interior

Tirándonos a posiciones más interiores encontramos a Brandon Clarke. El ex de Gonzaga fue líder en tiros de campo en la NCAA en su último año universitario. En sus 2 temporadas en Memphis ha dado un rendimiento sólido en el equipo, en torno a 10 puntos y 5 rebotes en algo más de 20 minutos de juego. Un gran recambio en rotación para Jaren Jackson Jr. Otro jugador que no fue Drafteado por los Grizzlies, pero que acabó en Tennessee (pick 21 de 2019 por OKC).

Dejando a un lado jugadores como Killian Tillie, Xavier Tillman o el español Santi Aldama, todos ellos buenos prospects universitarios y atraídos vía Draft en los traspasos que venimos comentando todo el rato, hay que destacar la llegada de Steven Adams el pasado verano en el traspaso que envió a Jonas Valanciunas a los Pelicans. Muchos dudaban de este intercambio tras el gran rendimiento del lituano, pero creo que Memphis necesitaba este perfil de stopper interior que no tenía en plantilla. «Aquaman» es una pieza muy importante que debe dar un salto de calidad y consistencia en Playoffs a una plantilla tan joven.

Como veis, hemos nombrado a casi todo el roster del equipo. Eso habla muy bien de la gestión en los despachos, pues el banquillo aporte muchas opciones muy aprovechables.

Las 5 claves

Juventud divino tesoro. Eso dicen. El grueso del equipo está lleno de talento, pero con no demasiada experiencia al máximo nivel, algo que puede pasar factura en los Playoffs. Sin embargo, tienen hambre de ganar, como ya empezaron a demostrar el pasado curso. Arma de doble filo que veremos a ver de que lado cae.

Propuesta de juego atractiva. Merece la pena pagar una entrada por verles jugar sin ninguna duda, empezando por Ja Morant. Tienen muchos puntos, por algo son de los máximos anotadores de la NBA, pero también cualidades defensivas: máximos reboteadores y taponadores de la NBA. TOP 3 en Net Rating.

La explosión de Desmond Bane ha dado un plus al equipo. Ha duplicado su rendimiento de su año rookie, firmando más de 18 puntos por partido. Serio candidato al MIP.

El encaje de Steven Adams ha mejorado sus carencias atrás, y ha dado mucha más libertad a Jaren Jackson Jr. Mucho mejor fit con el de Nueva Zelanda que con Jonas Valanciunas.

Muchos recursos en la rotación. Jugadores que pueden despuntar desde el banquillo si algún titular falla. Eso sí, queda claro que Ja Morant es insustituible.

Deja una respuesta